Make your own free website on Tripod.com

Descripción General

Aunque nunca me he subido a un F-16 (supongo que ninguno de los que lean esto lo habrá hecho tampoco), puedo decir que la sensación que transmite Falcon 4.0 se ajusta con mi idea de lo que debe ser volar el F-16 auténtico: la apariencia interna y externa del avión, su comportamiento, el terreno sobre el que volamos, el uso de las armas, las comunicaciones... es lo más verosímil con la realidad. Todos los datos relativos a las prestaciones del avión, velocidad máxima, velocidad de ascenso, radio de acción, etc., se han tomado de manuales de vuelo y de prestigiosas publicaciones como las guías Jane´s. Igualmente, se ha usado la amplia experiencia de varios pilotos de caza a fin de perfeccionar el modelo de vuelo, los procedimientos de combate y la IA (Inteligencia Artificial) de los aviones controlados por el PC.

El verdadero acierto de este simulador es el modo de campaña dinámica. Muchos otros lo han intentado y han fracasado,  Falcon ha logrado recrear una guerra con total perfección, aunque eso sí, con un costo desmesurado para el rendimiento del computador.

Tenemos tres campañas distintas cada una con un planteamiento estratégico diferente. Una vez que elegimos una de ellas, el programa empezará a controlar las acciones de ambos bandos dentro de una guerra total. Inmediatamente veremos como se crea una lista de misiones disponibles que el computador ejecuta automáticamente y sin ninguna intervención por nuestra parte. En el mapa se van reflejando las victorias y derrotas de cada bando, todo ello en tiempo real. Da igual si volamos o no, todo el proceso es automático, en una palabra, el computador está jugando solo contra sí mismo.

rev1.jpg (57109 bytes)

En cualquier momento podemos unirnos a una de las misiones, a cualquiera de ellas, tanto si está en vuelo, como si está en espera. Nuestras victorias o derrotas, así como el resultado de los enfrentamientos entre las unidades controladas por el computador, influirán decisivamente en el curso de la guerra y en la variedad de misiones que tendremos disponibles a continuación.

El motor de la campaña no sólo se encarga de gestionar y controlar el componente aéreo de la contienda, sino que todas las unidades militares de ambos bandos, desde la infantería hasta los blindados, pasando por las fuerzas navales y, por supuesto, la aviación, se ven involucradas y participan activamente en la lucha.

Desde el Apache Longbow de Digital Integration no ha habido ningún otro simulador que recree tan fielmente el ambiente de un campo de batalla, te encontrarás con cosas tales como que al sobrevolar el frente, las unidades terrestres no son unos objetos estáticos, sino que se mueven, como si estuviesen controladas por un jugador humano, intentando siempre movimientos tácticos que desequilibren el combate. Si te acercas un poco más, verás como pasas al primer lugar de la lista de prioridades de las unidades enemigas, ¡te dispararán con todo lo que tengan!. Mientras tanto los tuyos aprovechan esa momentánea distracción para dar buena cuenta del contrario. Todo ello en tiempo real y sin ninguna intervención por tu parte. 

Aparte de la campaña, existen otras modalidades de juego:

  • Misiones rápidas (Instant Action): Del tipo "volar y combatir"

  • Dogfight: Combate frente a frente contra otro avión en cualquiera de estas combinaciones: en solitario o por equipos (hasta 4 equipos), en red o desconectados, contra adversarios humanos o controlados por el ordenador o contra una mezcla de ambos.

  • Tactical engagement: Misiones "enlatadas" de entrenamiento de vuelo, de combate aire-aire o de ataque aire-suelo. Se pueden modificar o crear con el editor de misiones y jugar en red.

rev2.jpg (76504 bytes)

Además, hay que resaltar la existencia de un ACMI o grabador de misiones, con el que podemos grabar cualquier vuelo para revisarlo después. Al contrario del ACMI del Falcon 3.0, en el que los objetos se representan en forma de gráficos vectoriales, en el 4.0 la reproducción es exactamente igual a como se ve el juego, los mismos gráficos y los mismos detalles.

En el ACMI podemos seleccionar y girar las distintas vistas, ver los indicadores gráficos de altitud, líneas de bloqueo de los radares, velocidad, radios de giro, etc. Los videos ocupan muy poco espacio y aún así, existe una opción para limitar su tamaño. Es una herramienta muy valiosa para analizar hasta el último detalle de cualquier vuelo.

 

 Siguiente